SPORTIVA

el deporte femenino

LA CONTROVERSIA DETRÁS DE LONDRES (2/2)

ACTUALITES

Atletismo

LA CONTROVERSIA DETRÁS DE LONDRES (2/2)

Texto Maia Pavlenko y Redacción Sportiva-latina. Foto: IAAF

ATLETISMO. En el Mundial de Atletismo de Londres se hablan de esfuerzos y grandes resultados. Pero también están las historias que hacen parte de las leyes que rigen el mundo del deporte... Siguiendo con nuestro reportaje sobre el conflicto del “hiperandrogenismo”, hoy publicamos la historia de Dutee Chand, quien logró poner en conflicto la famosa Federación Internacional de Atletismo.

Texto Maia Pavlenko y Redacción Sportiva-latina. Foto: IAAF

La sudafricana Caster Semenya, obtuvo la medalla de bronce en la categoría de 1 500 metros, ganados por la keniata Faith Kipyegon, el 7 de agosto, en Londres, a pesar de no tener experiencia en este sector. Con un tiempo de 4’2’’90, logró reivindicar un poco su condición de atleta en medio de las polémicas sobre su morfología. Ella correrá los 800 metros el 10 de agosto. «Fueron mis primeros 1.500 metros a nivel mundial y ganar una medalla ha sido un logro increíble”.

Pero detrás de sus declaraciones muchos periodistas y entidades administrativas del deporte revivieron su condición física, la misma que afronta la atleta hindú Dutee Chand, a quien también se le ha cuestionado su físico. Ya en 2014, se le prohibió participar en los Juegos de la Mancomunidad (en inglés Commonwealth Games), porque se le detectó una hiperandrogenia, durante un test de feminidad que se le hizo sin ser avisada y disfrazado como test anti-dopaje.

En ese momento, la reacción de Dutee Chand fue diferente de la de Semenya. En lugar de guardar silencio, como lo hizo la atleta sudafricana, la joven hindú (18 años), acudió al Tribunal Administrativo del Deporte (T.A.S. por su nombre en inglés). Y anunció públicamente su decisión de no hacerse la hormonoterapia que también le quiso imponer la IAAF, porque existe un peligro de efectos secundarios grave.

Igualmente, denunció los daños sicológicos que puede ocasionar este tipo de terapia, y la desigualdad de someterse a dichas pruebas. Sobre todo, cuando su cuerpo presenta una característica natural y no procedente del dopaje.

El T.A.S. le dio razón y en julio del 2015 suspendió el reglamento de la IAAF.

Sin embargo, el tema no terminó allí. La IAAF disponía de dos años para contradecir el resultado. Un mes antes de la fecha límite impuesta por el T.A.S., el British Journal of Sports Medicine, publicó un informe, con ayuda de la IAAF, en el cual se analiza la influencia de la testosterona en los resultados deportivos.

Los investigadores afirman que en las pruebas de velocidad, como en las que participa Semenya y Dutee, la “ventaja” de las mujeres hiperandrógenas sería de 1,8%. En un comunicado, la IAAF afirmó que esperaba la decisión final del T.A.S que no alcanzó a pronunciarse para el Mundial de Atletismo en Londres.

Feminidad fuera de lo común

Como la reglamentación no tuvo influencia Londres, Caster Semenya logró participar en los 1.500 metros y se presentará en los 800 metros el 10 de agosto. Todo ello gracias a la confianza recuperada con su medalla olímpica en Rio 2016, y del record personal logrado en este mes de julio, en Mónaco (1’55’’27).

Y Dutee Chand pudo correr los 100 metros… Pero con un resultado que ni ella misma se esperaba. Sólo logró hacer 12’’07. Dutee había logrado el año pasado 11’’24 o incluso un 11’’30. Y se esperaba que podría darle una medalla a su país. Por eso, el hecho de perder sorprendió más que hubiera ganado. Y una batería de periodistas y equipos de televisión la entrevistaron al final de su carrera.

Sin embargo, ninguno le preguntó sobre su resultado en los 100 metros, sino cómo luchó contra la IAAF. Ella les respondió en hindú con un traductor local. "Es algo con lo que vivo. El temor siempre está ahí. Temo que la IAAF pueda retractarse, pero estoy segura que ganaré y seguiré corriendo, ya que no pude ganar medallas en los Juegos Asiáticos y en los Juegos de la Commonwealth".

Otros le preguntaron sobre si conocía a Caster Semenya. Dutee respondió con una gran sonrisa, " Si. Ella me dijo no debemos cambiar en absoluto. Dios nos ha hecho así y esto es lo que somos".

La presión social sigue existiendo en los estadios y en las redes sociales, como ocurre en cada una de las competiciones donde ellas están presentes.

El ‘consuelo’ es que no son la únicas en este caso. Desde el 2000, existen muchos atletas acusados por su “género”, la mayor parte de origen africano o asiático. Al contrario, sobre los atletas europeos existe ‘únicamente’ la duda sobre dopaje.

La socióloga Elsa Dorlin recalca en el prólogo del libro de Anaïs Bohuon como muchas atletas "africano-americanas o caribeñas, han optado por acentuar su feminidad, pintándose ostensiblemente las uñas, apareciendo bien peinadas, maquilladas y con atuendos que ponen en evidencia sus formas, incluso mediatizan su vida sentimental y sexual al lado de sus compañeros hombres(…)." ¿La estrategia fuera de las pistas también puede considerarse como una ventaja sicológica?

Caster Semenya no buscó el camino fácil. A diferencia de las otras atletas, ella se ha mantenido en su posición: no se maquilla y no ha buscado mostrarse más femenina que lo ‘normal’. Ella se asume como atleta negra. Diferente de los criterios dominantes del estilo femenino blanco y occidental.

Hace poco, Semenya dio una entrevista al Kuchu Times, medio africano especializado en el tema LGBTI. Y preguntaba: "¿Qué hace que los humanos identifiquen una mujer? ¿Si te vistes con faldas y vestidos, eres mujer? No. Y, por tanto, soy una mujer".

A su manera, Semenya y Dutee Chand han decidido desafiar las normas ‘generistas’ e imponer su producción de testosterona (más allá de lo que pregona la IAAF). Ellas desafían la “bicategorización” asexuada del deporte … El debate está abierto.

M.P.
NOTAS
(1). “El test de feminidad en las competiciones deportivas. Una historia clasificada como X”. Título original en francés: “Le test de féminité dans les compétitions sportives. Une histoire classée X ? (cadsa editorial iXe, publicado 2012).


NOTICIAS SIMILARES

Facebook Twitter