SPORTIVA

el deporte femenino

MONTSERRAT GONZÁLEZ Y LOS DEMONIOS DEL TENIS

ACTUALITES

Tenis

MONTSERRAT GONZÁLEZ Y LOS DEMONIOS DEL TENIS

Texto y foto: Jacques Cortie en París para Sportiva-latina

TENIS. París se prepara para vivir la famosa “Quincena”, como se conoce también a Roland Garros. Pero antes de entrar en materia, existe una semana de alta tensión donde jugadores y jugadoras, que no han sido incluidos en la lista oficial, buscan el precioso cupo que les permitirá disputar el torneo del Grand Slam. Y hacerlo no es fácil porque toca ganar tres partidos. Sportiva-latina estuvo presente en la etapa de calificación, y vio el segundo de la paraguaya Montserrat González.

El torneo del Grand Slam, no ha comenzado realmente. La fecha ‘oficial’ será del 27 de mayo al 11 de junio, pero las “calificaciones” se desarrollan del 22 al 26 de mayo. Y el ambiente ya es mágico: el público curioso y aficionado está presente, sobre todo de jóvenes y turistas que aprovechan los precios económicos de esa temporada para ver un poco de tenis de calidad, antes del gran comienzo.

En los terrenos resuenan los golpes de la bola amarilla golpeadas sin piedad por las raquetas, y los esfuerzos sin tregua de cada tenista por parar el golpe o relanzarla victoriosamente. Los nombres de todos estos deportistas no son los de las grandes estrellas, pero existe una mezcla fascinante entre aquellos que quieren llegar a serlo o quienes ya han pasado la edad y tienen que volver a probar fortuna como los principiantes. Es por eso que el espectador fortuito de cada terreno puede apreciar lo mejor de su deporte favorito porque al frente de él hay deportistas convencidos.

Algunos ejemplos de los nombres que batallan por su cupo este año son: la italiana Sarah Errani (¡vencedora en 2012 del torneo!); la francesa Virginie Razzano (finalista en 2009 y sobre todo famosa por haber vencido en la primera vuelta a la gran Serena Williams)….

También las estrellas pasan por ahí… Como Rafael Nadal que se entrena en el terreno Philippe Chatrier, o Novak Djokovic (acompañado del ojo experimentado de Andre Agassi), que estaba en la pista n°5 el pasado jueves 25. Verlos preparar sus espacios, retomar sus marcas es desde ya un espectáculo antes del gran espectáculo.

Contra todas las probabilidades

Al fondo del inmenso estadio de la Porte d’Auteuil, donde se extienden los terrenos y las instalaciones de uno de los 4 torneos del Gran Slam (los otros tres son: el Open de Australia, Wimbledon y Flushing Meadow), en el terreno No. 18 se desarrolla otro partido bajo un sol que lanzaba rayos de fuego y delante de un público conocedor instalado en las cinco líneas de las gradas. Dos tenistas disputaban su única oportunidad. Montserrat González y Françoise Abanda no querían darse ningún regalo.

La paraguaya y la canadiense habían ganado cada uno su primer partido de calificaciones (ver nota No. 1). A cada una le quedan dos partidos por ganar, éste y el tercero. Desde el comienzo, el juego es equilibrado a pesar de la diferencia física entre las dos jugadoras. La canadiense Abanda es grande, controla sus emociones. La paraguaya González grita y de vez en cuando lanza uno que otro “miércoles”, de rabia.

González gana el primer set pero pierde el segundo. Y en el tercero y decisivo, los puntos se le van de las manos. Entre desacuerdos con el árbitro y errores, la paraguaya pierde el partido. La canadiense Abanda pasa. A la salida del terreno, en medio del público, Montserrat muestra su gran decepción: « Me hubiera gustado hacer mejor. Hace un mes empezamos a trabajar. No logré hacer lo que tenía. En el segundo set íbamos iguales. Y jugué más arriesgada cuando hubiera tenido que jugar más largo. Fueron los nervios… ».

A su lado, Martín Vilar la escucha. Su entrenador, lleva años en el circuito. Conoce los trucos. Las estrategias. Los detalles de cada partido. Y sabe dónde se gana y se pierde un partido. Este argentino, instalado desde hace 30 años en Barcelona, ha entrenado jugadoras ubicadas entre los primeros puestos mundiales. Y lo que acaba de ver, sólo es la confirmación, una vez más, de la clave de un partido: « Es una lucha mental. La que es capaz de dejar las emociones de lado, avanza. La clave, fue al principio del segundo set, cuando no hace lo debido, juega a empujar la pelota, mientras la otra, que por cierto es une buena jugadora, empieza a encontrarse a gusto. La ganan las emociones. Empieza a pensar en ganar o perder en lugar de solo jugar. Este partido ha sida como es el tenis: une lucha mental. Lo hizo todo bien en el primer set y luego dejó el planteamiento y bajó su nivel… »

Montserrat González, está casi pegada al banco donde se ha refugiado para responder a las preguntas, mientras que la fatiga y la decepción se marcan en su rostro. Los sueños perdidos de esta jugadora de apenas 22 años, clasificada en el número185 del mundo, ya ha conocido momentos de gloria en Roland Garros: finalista en doble junior en 2012 con la brasileña Beatríz Haddad Maia… Por eso, desde ya espera volver para entrar al fin en la lista principal.

J.C.

(Nota 1)

Montserrat González había vencido la china Han el martes 23: 6-2, 7-6(8) en la pista n°14

Françoise Abanda había ganado contra la francesa Arcangioli: 6-3, 6-2 en la pista n°17

NOTICIAS SIMILARES

Facebook Twitter